fbpx

Barómetro Loor y Kienyke 24 de junio

Tenemos tres casos diferentes sobre reputación personal:

Reputación no reconocida

Por un lado, Diana Ángel, una de las actrices más reconocidas de la televisión colombiana, sin caretas, cuenta no su vida de telenovela, sino la dura realidad que vive quizás el 80% del gremio. Lleva 3 años sin un contrato en la pantalla chica lo que ha dificultado su situación económica. Uno de los puntos que más llama la atención sobre la entrevista está relacionado con su opinión sobre el talento "barato" fruto de producciones como Protagonistas de Novela y el apoyo que grandes de la pantalla le dan a este tipo de concursos. Cabe reflexionar el porqué una persona que ha labrado una reputación de marca por más de una década entra en igualdad de condiciones con personas que en este momento viven su "cuarto de hora".

¿Es la misma competencia que se vive en el mundo laboral, o creen que el tema está totalmente relacionado con el mundo de los artistas?


La doble moral

El segundo caso, el de la profesora de inglés Kelley Nicole Knapp, quien fue despedida del colegio San Carlos por una foto que se tomó hace algún tiempo, generó controversia entre padres que la apoyaban y otros que auparon su salida. ¿Defendió el colegio su reputación al despedirla? Es muy difícil entender las razones del colegio, sobre todo cuando es una decisión muy posterior al momento en que la profesora se tomó la fotografía y fue publicada, pero lo que sí sabemos es que en este caso muchos factores jugaron en contra de la profesora: el vencimiento de su contrato, un nuevo rector, los padres molestos, la doble moral porque según la docente esta fotografía era de conocimiento de la comunidad y quizás la más grave de todas: un señalamiento por posible acoso.


¿Acaso es mi culpa?

El último caso, trae una interesante reflexión sobre cómo el comportamiento de familiares o amigos muy cercanos pueden afectar la reputación de una marca personal. Hay que distinguir que en este caso un tercero, valiéndose de su relación con una marca personal reconocida, intentó abusar de su posición. Esto ya es común en el diario vivir de los colombianos, además no sólo ocurre en el entorno social, sino en el plano laboral y en fin es parte de las relaciones humanas. Realmente en donde hay que reflexionar es en cuánto afecta eso el "valor" de marca personal y si realmente lo afecta.


¡El debate está abierto, así que lo invitamos a dejarnos su opinión!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *