fbpx

¿Por qué las empresas deben dar mayor importancia a los clientes pequeños?

Empresas y clientes pequeños

A diario, clientes pequeños enfrentan infinidad de retos para sobresalir, sin embargo, con un presupuesto apretado obligan a los que toman las riendas de sus proyectos a ser más creativos en sus estrategias.

Y es qué dependiendo los tipos de clientes y su contribución a los ingresos de la organización, es normal que la atención y el servicio que cada empresa ofrece varíe en su función y nivel de respuesta.

No obstante subestimar a pequeños emprendedores y descuidarlos aun cuando no cuentan con la misma rentabilidad o las mismas características de grandes compañías, puede que en efecto sea un grave error.

En este sentido y aunque son evidentes las razones por las cuales muchos negocios se preocupan principalmente por los clientes medianos y grandes, la realidad es que esto puede tener unas consecuencias mucho más complejas que implican la credibilidad de los servicios de nuestros servicios, generalmente ocasionado pordescuido o abandono.

Como dice Philip Kotler y Gary Armstrong: “… perder un cliente significa más que perder una venta. Significa perder todas las recomendaciones que el cliente podría realizar durante su vida”.

Una reflexión vital, ya que cuando se trata de que estas organizaciones compartan su experiencia y promuevan la efectividad de los servicios, lo único que sobresaldrá es la atención y respaldo que se obtuvo de nuestra empresa.  En publicidad, generalmente este cliente insatisfecho puede ocasionar una crisis de reputación o afectar de diferentes formas nuestra marca.

Por otro lado, y de cierta forma no saber manejar este tipo de situaciones puede llevar a que el negocio dependa en gran manera de unos pocos clientes.

Lo anterior hace que la empresa pierda poder de negociación frente a sus clientes y que se le dificulte la concertación de relaciones comerciales. Es por eso que se debe evitar al máximo situaciones que pongan en aprietos la comunicación y el contacto.

Seguramente no todos los clientes pequeños tengan potencial de crecimiento. Incluso en muchos casos es probable que no se califiquen los servicios o se marche de forma inesperada.

Sin embargo, así como en el mundo de los negocios, se hace más probable que un cliente pequeño crezca con el tiempo y llegue a convertirse en un objetivo importante.

Por esa razón, teniendo claro que cualquier cliente que exija de forma desmedida y genere un desgaste importante a una empresa no puede considerarse buen cliente así compre mucho, cuando este no es el caso se le debería brindar a todo cliente la importancia suficiente y debida atención sin importar lo pequeño que sea.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *